Éste es un regalo muy especial, hecho con todo mi cariño para alguien muy joven que tiene clara cuál es su pasión y que dispone de casi toda la vida por delante para disfrutarla. Me encanta pensar que con este dibujo aporto mi pequeño grano de arena para motivarle a seguir luchando por conseguir sus objetivos y me hace mucha ilusión saber que le ha gustado. La vida está llena de sueños que parecen inalcanzables pero en realidad sólo son obstáculos. Quién mejor que un jinete para saltarlos?

El salto de Alex
El salto de Alex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *