violencia de genero

El “Círculo de Pintores Solidarios” en colaboración con “Cruz Roja”, organiza esta exposición colectiva en contra de la Violencia de Género en la cual tengo la inmensa suerte de poder participar con dos de mis obras: “Todavía Puede Haber un Mañana” y “Falsas Teorías del Amor”. La exposición se podrá visitar del 17 de enero al 10 de febrero, de lunes a viernes de 9 a 18h.

"Falsas Teorías del Amor" (y otros atajos hacia la destrucción)
“Falsas Teorías del Amor” (y otros atajos hacia la destrucción)

“Falsas teorías del amor” Técnica Mixta sobre lienzo de 100x81cm

Existe una tendencia real que ha ido pasando de generación en generación a educar a las mujeres para que crezcan creyendo en la necesidad de vivir en pareja como meta de vida. Durante años tratamos de buscar ese “Príncipe Azul” salvador. Deshojamos tantas margaritas buscando un “SI” que no nos damos cuenta de lo que empequeñecemos  cada vez que nos tratamos de autoconvencer de que las flores, nuestro entorno y nuestro subconsciente se equivocan cuando te muestran el “NO”. El “amor” se convierte en nuestro “amo” y no podremos ser felices hasta que no seamos conscientes de que somos lo único que necesitamos, hasta que dejemos de vivir en blanco y negro…Hasta que dejemos que creer en falsas teorías del amor, en busca de atajos hacia la destrucción.

Todavía puede haber un mañana
Todavía puede haber un mañana

“Todavía puede haber un mañana” Lapicero sobre papel Canson de 150grs de 100x70cm

La vida es como una gran ola que pasa rápida, con fuerza y muchas veces nos arrastra y arrasa con lo que encuentra a su paso, sin dejarnos reaccionar. Para cuando queremos llegar a la orilla a coger oxígeno estamos exhaustos y todavía tenemos que valorar daños. Al menos seguimos con vida… Muchas veces sabemos que tenemos una conversación pendiente con nosotros mismos desde hace mucho tiempo. Siempre hemos encontrado el motivo o la excusa para dejar que el tiempo corriese en nuestra contra. Pero ese día llega y aunque duela y pensemos que no tenemos fuerza para volver a empezar, es motivo de alegría, porque la terrible ola de la vida que nos tocó vivir no nos ahogó y todavía tenemos esperanza. Todavía puede haber un mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *