He de reconocer que para mí no existe trabajo más agradecido que el que se realiza sobre papel, preferiblemente con carboncillo. Fue la primera técnica que me enseñaron a usar y la que empleo para mis momentos de “creación impaciente” o de “desahogo rápido”. Cualquiera de mis dibujos o pinturas tienen un significado para mí o reflejan un momento en especial. Siendo incomparables las horas de menos que dedico a una lámina respecto a un cuadro, reconozco que si tuviese la oportunidad (y sobre todo el espacio!), enmarcaría cada una de ellas y las colgaría para mi colección particular.

De momento, están todas archivadas y guardadas a modo diario, recordándome pequeños-grandes momentos pasados, presentes y anhelos futuros.

PD. He mentido. “Presente” está enmarcada y colgada en mi estudio. Estuvo a punto de marcharse, pero…agradezco que se quedase conmigo.

“Presente” Carboncillo sobre papel Canson 30x20cm.
“Otro Punto de Vista” Carboncillo sobre Papel Canson 21×29,7cm
“En Proceso” Carboncillo sobre Papel Canson 21×29,7cm
“A Solas” Carboncillo sobre Papel Canson 21×29,7cm
“Ups!”Pastel sobre papel Canson 21×29,5cm

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *